facebook
logo

Te ayudamos a encontrar el mejor crédito en la
institución financiera que más te convenga

Mitos y realidades de una quita

Publicado el 08 de abril del 2015 | Sin comentarios

Una de las opciones que ofrecen los acreedores a sus deudores para recuperar parte de lo prestado es otorgar una quita. Sin embargo, existen alrededor de esta práctica muchos mitos e incertidumbres. Trataremos a continuación algunas.

Una quita es un descuento sobre lo que debo

Realidad.

Cuando se dice que se aplica una quita, se está haciendo referencia a una reducción del dinero que se debe a una institución financiera, ante la dificultad de hacer el pago total de la deuda.

Por ejemplo, si tu adeudo es de $100,000 y el banco te ofrece una quita del 70% deberás pagar el 30% de tu saldo total, esto es $30,000.

La negociación de la quita es un acuerdo verbal entre el acreedor y el deudor

Mito.

Nunca debes de hacer acuerdos en dónde no exista nada por escrito, ya que corres el riesgo de que la otra parte no cumpla con lo establecido. Para evitar este tipo de cuestiones a la hora de negociar el pago, la institución debe darte una Carta Convenio, la cual representa el contrato entre ambas partes, pactando la liquidación de lo que debes, así como los términos de ésta.

Entre los elementos que debe contener está el logotipo del emisor (sea el banco o despacho de cobranza), la razón social, la fecha de vencimiento del convenio, el número de cuenta o crédito del que se hace referencia, la cuenta de depósito para realizar el pago, el monto a pagar, así como el nombre del responsable y su firma.

Es importante que no presente tachones, alteraciones o modificaciones y enmendaduras.

Una vez que hayas liquidado tu adeudo, la empresa debe darte tu Carta Finiquito o de liquidación, que es el comprobante que has saldado el adeudo.

La quita no afecta mi historial crediticio

Mito.

Cuando realizas un convenio de este tipo con un acreedor, estás causando un quebranto a la institución de crédito. Esto genera una mala nota en el Buró de Crédito, quien refleja esta información en tu historial, mediante una clave “LC” (Convenio de finiquito o pago menor acordado con el consumidor). Esta leyenda quedará ahí por los siguientes seis años, por lo que es muy probable que durante este tiempo no te sea fácil conseguir un crédito o al menos no en las mejores condiciones.

Para que sea una quita, el descuento debe ser mayor al 50%

Mito.

Aun cuando el descuento sea solo del 10% el banco está aplicando una quita. El porcentaje varia de acuerdo a la institución que se trate, pero es común que vaya del 30 hasta el 95% del saldo deudor.

Cuando contrato los servicios de una reparadora de deuda ellos son los que fijan la quita

Mito.

Al contratar los servicios de una reparadora de deuda, lo que estás haciendo es recurrir a los servicios especializados de una empresa que te ayude a negociar con el banco el adeudo que tienes. Sin embargo la cantidad de lo que se acuerda la fija el acreedor. El personal de la reparadora funge sólo como tu representante.

Con un mes de retraso en mis pagos puedo negociar una quita

Mito.

Para que pueda existir una negociación se requiere que haya transcurrido cierto tiempo de mora y que tu estatus se encuentre en suspensión provisional de pagos.

Una quita es lo mismo que una reestructuración

Mito.

Aunque los dos términos implican el pago de un adeudo, en la reestructuración el banco te presenta diferentes esquemas de pago a varios plazos aplicando una tasa de interés para cada uno. En este modelo no se aplica un descuento, tu pagas la totalidad del adeudo. Aunque cabe mencionar que hay reestructuras dónde si se llega a aplicar quitas.

Cuando se aplica una reestructura no se afecta tu buró de crédito con una nota negativa, aunque si puede haber una observación, ya que al final de cuentas pagas la totalidad de tu deuda pero en un mayor tiempo.

COMPARA REPARADORAS DE CRÉDITO Y PONTE AL CORRIENTE

reparadoras de crédito
Compartir
Publicar un comentario