facebook
logo

Te ayudamos a encontrar el mejor crédito en la
institución financiera que más te convenga

¿Qué conviene más, el leasing o un crédito automotriz?

Publicado el 18 de enero del 2015 | Sin comentarios

Muchas personas ven en el leasing o arrendamiento una opción para hacerse de ciertos vienes. Una de las más populares es el automotriz. ¿Qué ventajas supone este tipo de esquemas sobre el crédito tradicional?, ¿es realmente conveniente?, ¿para quien es adecuado?, estas y otras cuestiones te las aclaramos a continuación. El leasing automotriz es un plan de arrendamiento financiero en el cual a través de un contrato el arrendador, traspasa el derecho a usar el vehículo a cambio del pago de rentas de arrendamiento durante un plazo determinado. A su término el arrendatario tiene la opción de comprar el auto pagando un precio determinado, devolverlo o renovar el contrato. El plazo de arrendamiento puede ir de un año en adelante y esta opción esta disponible tanto para personas físicas como para personas morales. Bajo este esquema, y de acuerdo a las normas de la Secretaría de Hacienda cuando se trata de vehículos para trabajo se puede hacer la deducción del 100% de la renta, mientras que el resto solo puede deducir cerca de $7,500 más IVA al mes. Para hacer la contratación es necesario que des un monto inicial, el cual representa tu primera renta y subsecuentemente hacer los pagos de forma mensual, hasta el término de tu contrato. Otras ventajas que supone este modelo son:

  • Traes un auto nuevo.
  • Los costos de mantenimiento son menores porque no requieren tanta reparación como un auto que no sea del año.
  • Puedes pagar el seguro de forma diferida.
  • En el caso de las empresas disminuyen los activos de la empresa.
  • Tienes opción de contratar servicios adicionales como la garantía extendida o el emplacamiento del auto.

En comparación con un esquema de crédito el leasing puede significar menores costos de financiamiento e incluso las mensualidades pueden ser menores, sin embargo tienes en tu contra que para finalmente quedarte con el bien al término del contrato debes pagar una cantidad significativa que al combinarse con las rentas el precio del automóvil puede resultar mayor y un segundo punto es que de no contar con esa cantidad no podrás comprarlo y el dinero que ya invertiste al estar rentando no significará finalmente un beneficio para ti, en comparación de si hubieses estado pagando por un crédito automotriz tradicional. Otra desventaja del leasing es que al término del contrato deberás pagar por todos los rayones y desperfectos que pueda tener el automóvil, así como el kilometraje excedido, ya que cuando realizas el contrato se establece un kilometraje tope. Otras cuestiones que podrían surgir son que si decides terminar el contrato de forma anticipada te pueden penalizar o hasta podrías pagar por el tiempo de alquiler aunque no lo vayas a usar, e incluso otras comisiones. Por eso es muy importante clarificar todos estos puntos antes de contratar. La mejor forma de saber si te conviene el leasing o adquirir un crédito es la comparación. Revisa cual sería el costo del auto bajo cada opción. En el leasing toma en cuenta las rentas mensuales y los gastos por comisiones así como el monto final que tendrías que pagar al término de tu contrato para que fuera tuyo. En el crédito compara todos los gastos que se deriven del crédito, el monto del enganche, el plazo y la tasa de interés. Finalmente la decisión que tomes dependerá de tu capacidad financiera y de hasta que tanto puedes pagar mensualmente sin que represente un quebranto en tu economía.

¿Quieres conocer las opciones de crédito automotriz que tienen los bancos? Compara aquí

automotriz

 

 

Compartir
Publicar un comentario